jueves, marzo 12, 2009

Desengaños, Despedidas 1

A palabras necias, oídos sordos. Que te den.

No malgastaré más batería. Este será el último mensaje que recibas de mí.

Lo siento, este móvil no acepta llamadas ni mensajes de hijos/as de puta.

Su mensaje ha sido reenviado con éxito a denuncias@policianacional.es. En breve se pondrán en contacto con el propietario del móvil emisor del mensaje.

Las palabras duelen, los hechos hieren, lo que tu me hiciste me mató. No quiero saber nunca más de tí.

El esparadrapo y las tiritas son para los corazones rotos. El mio simplemente ya no tiene arreglo. No me escribas más.

Con lo que me hiciste perdí el deseo de verte, las ganas de estar contigo, el cariño que compartimos y el amor que teníamos; pero no perdí la cordura: olvídame.

Si quieres perdón vete a una iglesia. Yo ya no creo en tí.

Felicidades acaba de ser admitido/a en la AMH (Asociación Mundial de HijosdePuta). A partir de ahora sus mensajes serán revisados por las autoridades competentes para el Control Animal.

Su teléfono móvil ha sido registrado como número indeseado. A partir de ahora sus mensajes y llamadas serán ignoradas y se le cobrará una tarifa triple. Para cualquier aclaración contacte con el Servicio de Atención al Cliente de su compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada